«Una aproximación a El pez limpiafondos de Acerina Cruz».
  Un canto al amor de pareja, por Covadonga García Fierro.

El pez limpiafondos es un poemario que tiene como tema fundamental el amor de pareja en la vida cotidiana. Por ello, los textos se vertebran a partir de escenas que se desarrollan en lugares corrientes, como las calles, las cafeterías, la playa o la intimidad del hogar. La autora construye poemas desde la sencillez de un verso pulido, con palabras cuidadosamente escogidas, pero cercanas y directas. En otras ocasiones, Acerina Cruz escribe poemas en prosa, como ocurre con este texto titulado La vida en común:

La estabilidad consiste en repartir la carga de las bolsas del supermercado y racionalizar los gastos sin sangrar. Pasan los años y se crean las costumbres, la concomitancia de llorar por las escaleras o ir sonriendo a la cámara del ascensor. / Nos acostumbramos a la vida en común y a los cambios. […] Algún día nuestros labios estarán arrugados y dibujados por el rastro indisoluble de los besos y de las palabras. / La casa se convertirá en una tienda de antigüedades. Las ruinas  vestidas de verde gravitarán entre los peces dormidos […].

En los poemas se cuelan las canciones, los versos o los cuadros que la memoria recrea y asocia a las vivencias amorosas de la voz poética. No podemos obviar que Acerina Cruz es historiadora del arte y sus conocimientos se imbrican en los poemas. Especialmente evocadores son los cuadros de Doisneau y Klimt, en los que los enamorados parecen despedirse
o reencontrarse. Lo mismo ocurre con las referencias a la cultura clásica. La diosa Venus protagoniza varios poemas brillantes, pero quizá sea El banquete el poema más redondo de los que aluden a la Antigüedad:

Al principio me mostraba
tímida
y temerosa de que se me
derrumbase
la comida en los labios y
en las manos,
mancharme
dolorosamente la blusa
o dejarme pan entre los
dientes.
Esto ha cambiado y desde
hace tiempo
te quiero como
argumentaba Fedro
contra las imprecaciones
más sádicas
y con el alma llena de
dioses enamorados,
como Pausanias a sus dos
afroditas
de la forma más vulgar y
virtuosa,
como Erixímaco, con
correspondencia,
templanza, orden, hogar
y misterio,
como Aristófanes en la
fundición
de la mujer primitiva con
sus pedazos,
como Agatón, con
palabras duraderas
siendo escritas sobre hojas
blandas.
Y te quiero como
argumentaba Sócrates
corrigiendo la mesura del
panegírico
con los viejos consejos de
Diotima
sobre los inmortales
deseos de luz.
Te quiero como todos y
como ninguno,
entre las estrías del alma
contraída,
con la confianza de
lloriquear frente a ti,
comer frente a ti, morirme
frente a ti.

Algunos de los elementos que más se repiten en este libro son la televisión, el sofá o el vino, precisamente por estar presentes en la vida cotidiana de la pareja. Hay poemas en los que la autora desarrolla la sensualidad y el erotismo, como ocurre en el poema Sobre la intimidad. En otras ocasiones, la autora imagina cómo sería la vida sin la otra persona y nos regala este poema, La disputa:

Me pregunto
si alejarse,
hablar lo justo
y con cinismo,
no avisar
de las espinas,
separar la casa
en dos mitades,
no responder
a las miradas,
decir adiós
con la puerta,
crear
lo opuesto
al beso,
a las caricias,
es o no el acto
de deshacer el amor.

A lo largo de la historia de la literatura, el amor ha sido, probablemente, el tema más abordado por los autores y autoras de todas las épocas. Se ha escrito sobre el amor hasta la saciedad, con todo tipo de enfoques. Se ha exaltado la pasión amorosa como el sentimiento más conmovedor, el más intenso, el que más trastoca el alma. No obstante, lo que más me gusta de este poemario es precisamente que la autora habla del amor desde la serenidad, desde la estabilidad del amor en pareja que sí es correspondido y echa raíces. No es un poemario cursi, tampoco busca el arrebato ni la exageración de la tragedia amorosa. Se centra en la belleza que existe en compartir las cosas sencillas de la vida, en recordar que en casa aún nos está esperando la persona amada.

Reseña publicada en El Perseguidor, suplemento dominical de la edición impresa de Diario de Avisos. 18 de abril de 2021. p.70.

También te puede interesar:

Reseña de Panza de burro de Andrea Abreu, 2021

Reseña de Panza de burro de Andrea Abreu, 2021

   "Lo fonético prima sobre el uso normativo del lenguaje",   Entre la carcajada y la tristeza, por Covadonga García Fierro.   En esta novela, el lector o lectora va a transitar constantemente entre la compasión y la diversión; entre la carcajada y la tristeza....

Josefina de la Torre, 2020

Josefina de la Torre, 2020

Josefina de la Torre Millares, protagonista del día de Las Letras Canarias 2020  por Covadonga García Fierro y Kenia Martín Padilla Josefina de la Torre es conocida como una de las voces más brillantes de la Generación del 27, especialmente en el campo de la poesía....

Tras el rastro de Pino Ojeda, 2019

Tras el rastro de Pino Ojeda, 2019

Tras el rastro de Pino Ojedapor Covadonga García Fierro Ante un poema, un cuadro o una melodía, se produce una emoción que el ser humano únicamente es capaz de sentir cuando asiste a esa manifestación artística: la poesía, la pintura, la música. Se trata de una...

Reseña del poemario Personne, 2019

Reseña del poemario Personne, 2019

Reseña del poemario Personne Personne, de Alba Sabina Pérez Covadonga García Fierro El eje temático del libro de poemas Personne (Ediciones La Palma, 2018), de Alba Sabina Pérez, es la identidad. Pero la identidad observada desde las distintas formas que esta puede...

El año que se paró el mundo: Canarias y sus escritoras, 2019

El año que se paró el mundo: Canarias y sus escritoras, 2019

El año que se paró el mundo: Canarias y sus escritoraspor Covadonga García Fierro El año 2018 será recordado como el momento histórico en el que se produjo el paro internacional de mujeres o la huelga internacional feminista que movió a más mujeres en toda la...

Iván Cabrera Cartaya o la promesa de lo oculto, 2018

Iván Cabrera Cartaya o la promesa de lo oculto, 2018

“Iván Cabrera Cartaya o la promesa de lo oculto” Covadonga García Fierro El conjunto de poemas que componen Aletheia del sur (Mercurio, 2017), de Iván Cabrera Cartaya, viene precedido por un verso de Luis Cernuda y por la definición de la palabra aletheia. Así, con...

Pino Ojeda, imprescindible, 2018

Pino Ojeda, imprescindible, 2018

Pino Ojeda, imprescindibleArtículo de opinión “Pino Ojeda, imprescindible”. Revista Dragaria.  (21 feb. 2018).También te puede interesar:

Los ojos de la lluvia, de Isabel Medina, 2017

Los ojos de la lluvia, de Isabel Medina, 2017

Los ojos de la lluvia, último poemario de Isabel Medina Covadonga García Fierro Ediciones La Palma, Colección Ministerio del Aire, Madrid, 2016 A pesar de los siete años que separan las respectivas ediciones de Las sandalias de la Luna y Los ojos de la lluvia, podemos...